NIÑOS INDIGOS: SU RECONOCIMIENTO
A continuación presentamos 10 de los rasgos más comunes de un niño Índigo:

1. Ellos vienen a este mundo con un sentimiento de realeza (y frecuentemente se comportan como tales).

2. Ellos tienen la sensación de "merecer estar aquí" y se sorprenden cuando otros no comparten esa misma sensación.

3. La autoestima no es para los Niños Índigo un gran tema de preocupación (ellos con frecuencia les dicen a sus padres "quienes son ellos" - los niños).

4. Ellos tienen dificultad en aceptar una autoridad absoluta (autoridad sin ninguna explicación o sin más alternativas)

5. Ellos simplemente no harán ciertas cosas; por ejemplo: esperar en una fila es muy difícil para ellos.

6. Se frustran con sistemas que son como rituales y que no requieren de pensamientos creativos.

7. Con frecuencia ellos tienen mejores formas de hacer las cosas, tanto en la casa como en la escuela, lo que los hace ser como rebeldes, inconformes con cualquier sistema.

8. Parecen muy antisociales a menos que se encuentren entre niños de su misma clase. Si no hay otros con el mismo nivel de conciencia, a menudo se tornan retraídos, sintiendo que ningún ser humano los entiende. La escuela es para ellos un sitio donde les es muy difícil socializar.

9. Ellos no responderán a la disciplina de "culpa" ("espera que tu padre llegue a casa y se entere de lo que has hecho").

10 . Ellos sienten timidez en expresarle a usted lo que necesitan.

Siempre según María Dolores Paoli, uno de los síntomas más acusado de estos posibles Niños Índigos, es su hiperactividad. Veamos lo que nos dice la experta en este tema:
Hiperactividad en un ambiente inadecuado

Lo que más preocupa a los padres es que estos niños, les oponen resistencia, actúan como niños rebeldes y no acatan sus órdenes. Es común escuchar a una madre desesperada, frases como: "No encuentro que hacer contigo".

Quizás usted, amigo lector, pueda recordar que alguna vez alguien le dijo "Este muchacho le da fiebre a la quinina" y que usted, cuando interactúa con un niño índigo, se recuerde a sí mismo como el niño desobediente y terco que una vez fue. Pero reconozca que todavía la desobediencia y terquedad le acompañan y eso le dificulta interactuar con su hijo que lo hace actúa de forma más desobediente y terca que usted. Hoy por hoy algunos padres y educadores se ensañan seriamente en querer cambiar y someter a estos niños y recurren al dicho popular: "sino es por las buenas es por las malas, total yo soy tu padre".

Pero ya este patrón no rige y es totalmente inapropiado. Pegarle al niño con el cuento de que una nalgadita oportuna no hace daño ocasiona heridas emocionales y es tan doloroso como una fuerte paliza o como agredirlos verbalmente. Percátese de que usted lo hace desde su rabia y que está repitiendo el patrón con el cual usted fue manipulado. Los niños índigo no están dispuestos a ser obedientes, porque ellos no aceptan imposiciones, pero si se muestran dispuestos a conciliar acuerdos, siempre y cuando nuestras explicaciones sean razonables y entendidas por ellos. Esto no es una situación fácil porque estamos ubicados en paradigmas muy diferentes y hasta opuestos.

Generalmente ellos son más felices en la guardería y en la escuela, quizás porque son conducidos por manos expertas y en un ambiente de más libertad del que viven en sus hogares y porque se desenvuelven con otros niños índigo. Numerosos niños, hoy en día, permanecen mucho tiempo en hogares de espacios muy reducidos, sin contacto con la naturaleza y además encerrados y con poca comunicación. Este es el ambiente más inadecuado para un niño y mucho más para un Niño Índigo.

Por razones de su excesiva inquietud a los niños índigo se les califica de hiperactivos o son diagnosticados, equivocadamente, de que sufren de Desorden de Hiperactividad- DDHA. Este diagnóstico se hace sobre la base de una observación muy subjetiva de sus padres y maestros pero en la mayoría de los casos no se encuentra un factor neurobiológico causante de su conducta. En consecuencia son tratados en forma inapropiada administrándoles drogas, algunas de las cuales producen adicción. De esta manera solo se logra enmascarar la situación real, por lo que el problema sigue sin resolver.

Los niños índigo generalmente tienen respuestas de hiperactividad y también de distracción, cuando se les obliga hacer cosas en las que ellos no están interesados. Estos niños funcionan bien en un ambiente menos rígido, no autoritario, en el cual se les permita escoger sus actividades y aprender a través de movimientos donde utilicen todo su cuerpo y muy especialmente sus manos. Esto es debido a que los niños índigo tienden a aprender y a percibir el mundo, como los ciegos, a través del tacto, sentido que tienen desarrollado más allá de lo común.

Su cerebro no procesa información a cabalidad, a través de la vista o del oído, porque los índigos son niños táctiles y si ese factor no es tomado en cuenta, entonces ellos pueden presentar problemas de aprendizaje. Esta característica se resalta al alcanzar los 7 u 8 años, cuando comienzan a presentar dificultades para escribir correctamente sus tareas.

A ellos les resulta problemático adaptarse al viejo sistema educativo de ponerse de pie para leer al grupo o escribir en la pizarra, pero contradictoriamente les encanta expresar su creatividad cantando y bailando ante un público. Esta es la razón del fenómeno Shakira, la famosa cantante colombiana, cuyos discos son muy populares entre los niños índigo de cualquier edad. Observen como especialmente las niñas la imitan espontáneamente y con mucha facilidad mientras se divierten un mundo. Sin duda que Shakira es una joven índigo.

En este punto recordamos que, los estudiosos partidarios de estos nuevos niños no dudan en citar a numerosos intelectuales, artistas, filósofos, etc., que habrían sido índigos. Nos mencionan a personalidades como: Newton, Louis Pasteur, escritores como Edgar Allan Poe y Ernest Hemingway, Abraham Lincoln, Leonardo D´Vinci, Napoleón Bonaparte, Walt Disney, Agatha Christie, Henry Ford, el pintor Vincent van Gogh, Galileo, John D. Rockefeller, Thomas Edison, Beethoven, John F. Kennedy, Benjamín Franklin, Steven Spielberg , John Lennon, Winston Churchill, Mozart, Pablo Picasso, Robert Kennedy, Dwight D. Eisenhower, Charlie Chaplin, entre muchos otros.

Marianela Briones, Psicóloga chilena, y que trabaja con niños índigos, estas pautas son generales, aunque no se pueden aplicar en forma global a cada uno de los niños a tratar.

Nos expresa que “La enseñanza de Chile está lejos de considerar estos niños especiales - como le gusta llamarles - dado que la estructura educacional de Chile no considera este tema, ni tampoco se lo plantea a futuro en forma institucional”

Nos agrega que están creándose algunos colegios particulares o independientes en Chile, que si consideran en sus planes de estudios esta posibilidad, pero que los colegios tradicionales es muy difícil que cambien en proceder educativo, sean estos particulares o municipales.

De todas maneras, nos agrega que existe una real inquietud entre las personas que la consultan en su despacho profesional respecto a sus hijos. Algunas familias ya dan por hecho que tienen niños índigos y otros acuden a ella en plan de adquirir información para luego sacar sus propias conclusiones.
Esta preocupación por sus hijos es positiva, dado el conflicto padre, hijos y profesores que se advierte claramente en nuestra sociedad actual.

También nos expresa su confianza que, con el tiempo el tema de los niños índigos deberá ser incorporado a la enseñanza general, sin distinción, pues lo lógico es que este tema sea tratado de una forma natural, como una parte más de nuestros principios educacionales, al igual como no se fija una educacional especial por diferentes razas humanas, deberemos asumir que nuestros hijos son diferentes a nuestros ancestros y la evolución no se puede detener.

Nos aporta algunas consultas que llegan a su despacho por vía e-mail demostrando que es un tema que ya está en conocimiento de muchas personas.

Por ejemplo:

Rosalía Aguilera pregunta “Necesito que me oriente acerca de si un niño con déficit atencional es lo mismo que un niño índigo, ya que leyendo algunos artículos me he dado cuenta que las características son casi las mismas y a veces se confunden el diagnóstico y me interesa mucho saber sobre este tema

Claudia Galaz desde Temuco pregunta: Estuve leyendo sus comentarios a través de Internet y la verdad es que me interesa muchísimo, ya que tengo una hija índigo y me ha costado mucho educarla. Nuestra relación es muy difícil y a veces demasiado. ¿Podría ayudarme? o enviarme información

Para tal efecto de proporcionar una mayor información a las personas interesadas en este tema, la psicóloga Marianela Briones está tramitando la forma de tener un contacto más directo con las personas interesadas, y es así como se están preparando algunos ciclos de charlas informativas, los cuales serán debidamente avisados en nuestra Web.

Por último nos aporta un sencillo test, que te puede dar algunas referencias para saber si tú hijo tienes algunas características de niño índigo.

Lee la lista de características y marca con las cuales coincide, con las cuales coincida hasta que tenía unos tres años. Si has marcado unas 7 (que no estén repetidas) puedes decir que tu hijo es un índigo. Tiene mucha energía, energía índigo.

TEST COMO GUIA

Aprende de una forma diferente, más por la práctica que por el estudio

No es importante para él tu pasado kármico

Come poco o tiene alergias a alimentos

Tiene un amigo imaginario

Diagnosticado como ADD o ADHD

Puede poner su atención en varias cosas a la vez (como leer y ver TV)

Aprende muchas cosas diferentes, pero cuando tiene suficientes conocimientos lo deja por aburrimiento.

Si no encuentra comprensión a su alrededor se puede volver muy introvertido

No responde a la autoridad

Te respeta si tú lo respetas

Pregunta con mucha frecuencia ¿Por qué?

Es un adulto en desarrollo

Se siente “extraño” en su entorno

Utiliza videojuegos (normalmente violentos) para proyectar su energía sobrante

Si no proyecta o canaliza su energía, esto puede desembocar en violencia

Cuando era un bebé, tus sentimientos se reflejan en sus ojos

Aún sabiendo hablar te comunica mensajes con su mirada

Busca el contacto con personas mayores, especialmente personas de la tercera edad, para aprende ellos

Parece que te puede leer los pensamientos (sus habilidades telepáticas) están desarrolladas

Emocionalmente se comporta de una forma diferente, como un adulto, sin cargas kármicas, pues muchos de ellos no suelen traerlas.


Vocabulario y conceptos:

(*) Antropósofo: Persona que profesa la antroposofía. Que es el conocimiento de la
naturaleza humana. Doctrina derivada de la teosofías y fundada a
principios del siglo XX por Rodolf Steiner, filósofo austriaco.
(**) ADN: Ácido desoxirribonucleico. Biopolímero cuyas unidades son
desoxirribonucleicos. Constituye el material genético de las células
y su contenido informático es la base de los fenómenos de la replicación
y la transcripción

Más información
Marianela Briones Díaz
briones.marinela@gmail.com
Teléf.: 8 500 58 31